Ejercicios faciales o Yoga facial: ¿Realmente ayudan a reducir las arrugas?

Ejercicios faciales o Yoga facial: ¿Realmente ayudan a reducir las arrugas?

Los ejercicios faciales son un enfoque tradicional que algunas personas utilizan en un intento de reducir las arrugas mediante el fortalecimiento de los músculos faciales. Sin embargo, hay varios factores que limitan la efectividad de los ejercicios faciales o Yoga Facial y en mi opinión no son una técnica a tener en cuenta para prevenir o mejorar las arrugas. Aquí van algunas razones:

1. El yoga facial o cualquier otro tipo de ejercicio facial trabajan toda la musculatura facial y no de forma selectiva los músculos elevadores de la cara.

2. El yoga o gimnasia facial no actúa en los factores que causan el envejecimiento facial. No estimula la producción de colágeno y elastina, no bloquea ni previene el daño oxidativo, no repone la pérdida de grasa o de hueso, no mejora la hidratación, no influye en los cambios hormonales ni mejora la textura de la piel. 

3. Fomenta las expresiones faciales repetitivas que son un factor que contribuye a la formación de arrugas de expresión.

4. No hay estudios científicos que lo avalen.

Por otro lado, la buena noticia es que hay tecnologías avanzadas como EMFace que emplean enfoques más completos y avanzados para el rejuvenecimiento facial y sí consiguen mejorar el tono muscular facial. Se trata de un dispositivo que combina HIFES (high-intensity facial electrical stimulation) con radiofrecuencia, es decir, utiliza campos eléctricos de alta intensidad emitidos simultáneamente con radiofrecuencia sincronizada. 

¿Cómo funciona?

Actúa básicamente sobre dos causas importantes del envejecimiento facial: la pérdida de tono muscular y la pérdida de colágeno.

Actúa básicamente sobre dos causas importantes del envejecimiento facial: la pérdida de tono muscular y la pérdida de colágeno.

  • Estimulación de colágeno y elastina: Dispositivos como EMFace utiliza la radiofrecuencia, microcorrientes u estimulación eléctrica para llegar a capas profundas de la piel, estimulando la producción de colágeno y elastina. Estas sustancias son fundamentales para mantener la elasticidad y firmeza de la piel.
  • Tonificación selectiva de los músculos elevadores de la cara: los músculos frontales, los responsables de levantar las cejas, los músculos cigomáticos mayor y menor, los de la sonrisa y los risorius, los músculo de las mejillas. 

El dispositivo EMFace suelen tener un enfoque más integral al tratar diferentes aspectos del envejecimiento facial, incluyendo la reducción de arrugas, la mejora de la firmeza y la revitalización general de la piel.

Hay estudios científicos que lo avalan y demuestran la eficacia de esta técnica, hay nueve en concreto cuyos resultados se pueden resumir en los siguientes datos después de cuatro sesiones: 

  • Mejoría del 37% en arrugas.

  • Aumento del 30% del tono muscular.

  • Un 23% de efecto lifting. 

Aunque los ejercicios faciales se han hecho populares en redes sociales y pueden tener algunos beneficios para la circulación sanguínea, su capacidad para reducir las arrugas es nula. Esta nueva tecnología en cambio es una novedad que puede abordar los aspectos estructurales y de colágeno de la piel de manera efectiva y sin agujas ni cirugía. 

Nos gusta destacar que a pesar de que se trata de un dispositivo original y seguro, debemos tener claro que los resultados que consigue con estos dispositivos son sutiles. No es equivalente a una cirugía. 

En resumen, la práctica de ejercicios faciales, ya sea en forma de yoga facial u otros métodos, ha sido un enfoque tradicional para combatir las arrugas, pero presenta limitaciones significativas. La falta de selectividad en el fortalecimiento muscular, la ausencia de abordaje a los factores que causan el envejecimiento facial y la falta de respaldo científico son aspectos que deben tenerse en cuenta al considerar este método.

Por otro lado, la tecnología avanzada como EMFace ha demostrado ser una alternativa más completa y respaldada científicamente. Al combinar HIFES con radiofrecuencia, este dispositivo aborda eficazmente la pérdida de tono muscular y la producción de colágeno, dos aspectos clave en el proceso de envejecimiento facial. Los estudios respaldan su eficacia, mostrando mejoras significativas en arrugas, tono muscular y efecto lifting.

Aunque los ejercicios faciales pueden tener ciertos beneficios superficiales, la innovación de EMFace representa un avance en el cuidado de la piel, ofreciendo resultados más sustanciales sin necesidad de procedimientos invasivos. No obstante, es esencial recordar que los resultados son sutiles y, como con cualquier tratamiento, se recomienda la consulta con profesionales de la salud o dermatólogos para determinar la mejor opción según las necesidades y expectativas individuales. En última instancia, el equilibrio entre la eficacia probada y la comodidad personal marca la diferencia en la elección de la mejor estrategia para combatir los signos del envejecimiento facial.

Para más información, os invitamos a consultar la web de nuestra clínica dermatológica de confianza, la Clínica Dermatológica Internacional.

Comparamos ejercicios faciales y Yoga Facial con la tecnología EMFace en la reducción de arrugas. Descubre cómo EMFace mejora el tono muscular y la producción de colágeno para un rejuvenecimiento facial efectivo.

Compartir:
Product added to wishlist