La importancia de las concentraciones de activos en los productos de cuidado de la piel: ¿Más es mejor?

La importancia de las concentraciones de activos en los productos de cuidado de la piel: ¿Más es mejor?

Cuando se trata de productos de cuidado de la piel, la pregunta sobre las concentraciones de activos es una de las primeras que surgen, y no es de extrañar. La reconocida experta en belleza, Teresa de la Cierva, me planteó esta cuestión hace años, y la respuesta, como en muchos aspectos del cuidado de la piel, es un sólido "depende”. 

La Clave está en la Concentración Óptima

Algunos activos requieren concentraciones específicas para ser efectivos. No es solo una cuestión de más es mejor; es cuestión de encontrar el equilibrio adecuado. Un ejemplo claro es la vitamina C, conocida por sus propiedades antioxidantes y su capacidad para iluminar la piel. Sin embargo, la vitamina C en concentraciones demasiado bajas, inferiores al 8%, no ofrece beneficios significativos, mientras que concentraciones excesivas pueden causar irritación. Pero no todos los ingredientes requieren concentraciones tan altas para ser beneficiosos. Los retinoides por ejemplo, a partir del 0.2% ya se considera una concentración alta. Los activos como niacinamida o pantenol pueden tener concentraciones de 0,5% a 5%. 

Encontrar la concentración óptima es fundamental para obtener los resultados deseados.

Actuación Diferente según la Concentración

Algunos activos actúan de manera diferente según la concentración en la que se encuentren en el producto. Como por ejemplo los hidroxiácidos que según la concentración pueden actuar como humectantes a bajas concentraciones y como exfoliantes a concentraciones más altas. 

No solo influye la concentración

El pH de una fórmula cosmética o dermatológica juega un papel crucial en determinar su eficacia y tolerancia en la piel. Un pH ácido, por ejemplo, puede aumentar significativamente la penetración de los activos en la piel, lo cual es beneficioso para ciertos tratamientos destinados a combatir problemas cutáneos específicos como el acné, la hiperpigmentación o el envejecimiento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que un pH más bajo también puede aumentar el riesgo de irritación, especialmente en pieles sensibles o comprometidas. Por lo tanto, es fundamental encontrar un equilibrio adecuado entre la eficacia y la tolerancia del producto.

Activos que se complementan y se potencian

Existen activos que, aunque se incluyan en las fórmulas en cantidades relativamente pequeñas, son eficaces debido a su naturaleza complementaria. En algunos casos, la sinergia entre diferentes ingredientes puede potenciar sus beneficios. Por ejemplo, la vitamina C y el ácido ferúlico pueden complementarse para combatir el estrés oxidativo de manera más efectiva. En este sentido, sin aumentar más la concentración, la eficacia aumenta gracias a la combinación estratégica.

La Versión y la Forma Importan

No solo se trata de la cantidad, sino también de la forma en que se presenta el activo en la fórmula. Los activos en su versión liposomada por ejemplo tienen una mejor absorción, están protegidos y por ese motivo conservan mejor su integridad y penetran más rápido y de forma más directa, aumentando la cantidad de activos que llegan a la profundidad deseada en la epidermis. En esos casos, aunque el activo esté en menor concentración en la fórmula, brindará resultados superiores.

En resumen, no existe una respuesta única sobre si más es mejor cuando se trata de concentraciones de activos en productos para el cuidado de la piel. La clave está en la formulación cuidadosa y estratégica, teniendo en cuenta las propiedades específicas de cada activo y su interacción con otros ingredientes. En ocasiones, una menor concentración puede ser altamente efectiva si se eligen los compañeros adecuados en la fórmula.

Al buscar productos de cuidado de la piel, es esencial considerar no sólo la concentración de los activos, sino también su calidad y presentación en la fórmula. La asesoría de expertos y la comprensión de las necesidades individuales de la piel pueden ser fundamentales para tomar decisiones informadas sobre qué productos son los más adecuados. La belleza de la piel reside en el equilibrio, y encontrar la concentración adecuada de activos es un paso crucial en este viaje hacia una piel radiante y saludable.

Compartir:
Product added to wishlist